Castelldefels

De Merkel a Watson sin pasar por Guardiola

Hace tiempo que en "el proceso" es más interesante la forma en que se cuentan las cosas que las cosas mismas.
Esto es especialmente claro en lo que se refiere a su internacionalización. Cualquiera que tuviera un mínimo conocimiento del tema podría ya adelantar en noviembre de 2012, cuando se dio formalmente este paso, el de internacionalizar el proceso -de una enorme gravedad por lo que suponía de deslealtad institucional y de superación del marco competencial de la Generalitat de Catalunya y otras instituciones y administraciones catalanas-, que esa pretendida internacionalización no podría recabar ningún apoyo ni en las instituciones europeas ni en los grandes Estados. Eso es justamente lo que ha pasado con sucesivos rechazos cada vez más contundentes tanto en las Cancillerías extranjeras como en el Consejo Europeo y en la Comisión Europea hasta llegar al ya famoso "no se entra en la UE enviando una carta" del presidente electo de la Comisión, Jean-Claude Juncker.
Dado que lo que va acaeciendo es lo que se supone que pasaría creo que merece la pena detenerse en cómo los medios partidarios de la secesión presentan estas noticias nada favorables a sus intereses; y, en particular, como lo hacen los medios públicos dependientes de la Generalitat.
El viernes, 18 de julio, tenían una difícil tarea por delante. A Merkel le preguntaron si recibiría a Mas o a Guardiola para conocer las propuestas secesionistas y Merkel negó que fuera a hacer tal cosa, mostró su respaldo a la posición del gobierno de Rajoy, su respeto a la integridad territorial de los Estados, puso el ejemplo de Alemania, donde las entidades infraestatales gozan de un amplio margen de actuación y se opuso a la creación de regiones independientes.
Erramos al admitir que la televisión pública se convierta en un instrumento de manipulación. Hemos de exigir que sea veraz y objetiva, responda a la pluralidad de la sociedad catalana y promueva los principios y valores constitucionales, entre otras cosas porque es lo que exige su normativa reguladora
¿Cómo se podía presentar esa noticia causando el mínimo daño posible? Bien, en el Telenotícies de Migdia han dado con la clave (el vídeo está aquí). En el minuto 22:45 el presentador da entrada a la noticia diciendo que se había oído por primera vez a Angela Merkel referirse al proceso soberanista catalán. A continuación se pone el vídeo de la intervención de Merkel con el sonido original en alemán y subtítulos en catalán. Nada más, ninguna referencia al rechazo a reunirse con Mas o Guardiola y una presentación en la que los que no entiendan alemán solamente podrían enterarse de las declaraciones de la canciller por el seguimiento de los subtítulos. En total menos de un minuto dedicado al tema (hasta el minuto 23:40).
Sin solución de continuidad, el presentador del Telenotícies da entrada a otra información que expresamente se quiere relacionar con la anterior lo que se evidencia claramente con el uso de la conjunción copulativa "y" para pasar de la noticia de Merkel a la siguiente. ¿Y cuál es esa noticia que sigue inmediatamente a la de las declaraciones de la canciller alemana? Pues la visita a Barcelona de Graham Watson, presidente del partido "Alianza de Liberales y Demócratas por Europa" (ALDE), visita que tenía como objetivo visualizar el apoyo de dicho partido al derecho de los catalanes a decidir según las palabras del periodista.
En este caso, la noticia no solamente recogía las palabras de Graham Watson en el inglés original con subtítulos en catalán, sino que también existían comentarios hechos por la voz en off de un periodista durante el vídeo de la noticia en la que se destaca la presunta importancia de las declaraciones de Graham Watson.
La noticia incurre en varias confusiones, no sé si interesadas, que no facilitan que la audiencia se haga una adecuada composición de lugar. En primer lugar, la visita de Watson se relaciona con la inclusión de los diputados de C’s y UPyD en el Grupo Liberal del Parlamento Europeo. Como es sabido, el único diputado de CDC en ese grupo liberal de la Eurocámara, Ramon Tremosa, se opuso frontalmente a tal incorporación que, sin embargo, fue finalmente aprobada por el Grupo Liberal. Lo último que sabíamos sobre ese tema es que el Presidente del Grupo, Guy Verhofstadt, dirigió una carta al diputado de C’s Javier Nart desmarcándose de las durísimas acusaciones dirigidas por Tremosa contra dicho diputado. La visita de Watson a Barcelona, tal como es presentada en el Telenotícies, parece una especie de compensación por la inclusión de los diputados de ambas formaciones (C’s y UPyD) en el Grupo Liberal del Parlamento, pudiendo llegar a pensarse que las declaraciones de Watson podían atribuirse al mencionado grupo.
En realidad Graham Watson no tiene ningún cargo en el Grupo Liberal del Parlamento Europeo. De hecho, en esta legislatura ni siquiera es diputado europeo. Es el Presidente de la Alianza de Liberales y Demócratas por Europa, un partido europeo que agrupa a varios partidos nacionales, entre ellos CDC. Varios de los partidos que integran la Alianza de Liberales y Demócratas por Europa aportan diputados al Grupo Liberal del Parlamento Europeo, pero otros no y en el Grupo de la Eurocámara hay diputados que proceden tanto de ALDE como del European Democratic Party (PDE/EDP) y de otros partidos nacionales que no están integrados en ningún partido europeo.
No existe, por tanto, relación orgánica entre el Grupo de los Liberales en el Parlamento Europeo y la "Alianza de Liberales y Demócratas por Europa" que preside Watson; pero esto es difícil de inferir de la presentación que hace TV3, quien simplifica el nombre del partido de Graham para dejarlo simplemente en "el Partido de los Liberales Europeos", lo que contribuye a confundir ese partido, ALDE con el Grupo Liberal en el Parlamento Europeo.
En resumen, las declaraciones de la Canciller de Alemania son simplemente reproducidas sin ofrecer siquiera una versión del audio en catalán de sus palabras y se contraponen a las declaraciones del Presidente de un Partido europeo que no ejerce ningún cargo institucional. Estas declaraciones, además, son presentadas de una forma engañosa que puede conducir al error de pensar que sus palabras vinculan al Grupo Liberal en el Parlamento Europeo. Por cierto, a esta noticia, la visita de Graham Wilson, se le dedica un minuto y cuarenta segundos; significativamente más que a las palabras de la Canciller Merkel.
¿Qué criterios informativos justifican este tratamiento de ambas noticias? ¿Existe alguna razón para, desde la veracidad, neutralidad y objetividad haber presentado de la forma que he descrito las declaraciones de Merkel y de Watson?
Alguno dirá que ya es sabido y pretenderá pasar página; pero creo que erramos al admitir de esta forma que la televisión pública se convierta en un instrumento de manipulación. Hemos de exigir constante, incansablemente que la televisión que pagamos entre todos sea veraz y objetiva, responda a la pluralidad de la sociedad catalana y promueva los principios y valores constitucionales, entre otras cosas porque es lo que exige su normativa reguladora.

No hay comentarios: